Lang

HAGAMOS UN USO RESPONSABLE DEL AGUA

Algunos consejos prácticos para el ahorro del agua (cantidades aproximadas):

Hagamos servir la ducha. Cada vez que nos bañamos desaprovechamos 300 litros de agua.

Si instalamos grifos de ducha de bajo consumo o limitadores de caudal, ahorraremos entre un 30% y un 60% de agua.

Cuando nos lavamos los dientes o nos afeitamos, tenemos que cerrar el grifo. Si la dejamos abierta, podemos llegar a gastar 12 litros de agua.

Evitemos las fugas y reparemos los grifos que gotean. Pueden llegar a malgastar entre 30 y 200 litros de agua en un día.

Si tiramos un papel al inodoro y vaciamos el depósito, malgastamos 10 litros de agua. El inodoro no es una papelera.

Reguemos lo mínimo indispensable y procuremos aplicar técnicas de riego por goteo o microaspersión, dado que estos sistemas consumen menos cantidad de agua.

Esperemos a tener el lavaplatos y la lavadora bien llenos antes de ponerlos en funcionamiento. De esta manera reduciremos el consumo de agua y energía eléctrica.

Cuando limpiemos las verduras y otros alimentos, no dejemos correr el agua. Pongámosla en un cubo y después utilicémosla para otros servicios.

No tiremos restos de pintura, barniz, disolventes, aceites…por el desagüe o la cloaca. Estos productos dificultan la depuración de las aguas y las contaminan.

Cuando lavamos los platos, no dejemos que salga el agua continuamente. Utilicemos un fregadero para enjabonar y el otro para enjuagar.

Escoger lavadoras y lavaplatos de bajo consumo de agua.

Reguemos las plantas en momentos de poco sol, a primera hora de la mañana o hacia la noche. De esta manera, se evapora menos agua y se filtra más en la tierra.